Día 1 de marzo de 2017

01.03.2017

Hay días agridulces y hoy ha sido uno de ellos. A primera hora de la mañana, Alejandro ha tenido un problema a la hora de rellenar el pozo 7 de la tumba de Sarenput I. El muro que se había preparado para cerrar la cámara sepulcral y así utilizarla de almacén se ha caído, lo que ha provocado la entrada de arena. Rápidamente, se ha procedido a fortalecer la estructura y a rellenar de nuevo. _DSC1728Mientras tanto, María prosigue las tareas de inventariado, clasificación y dibujo de todos los materiales que se han localizado en los pozos nº 7 y 9 de la QH36, además de la supervisión del sellado con arena de los pozos. En lo que respecta al dibujo, ha estado trabajando con los fragmentos de ataúdes y aplacados de caliza con jeroglíficos para su posterior reconstrucción.

_DSC1687En el centro de operaciones de la QH33, Yolanda y Teresa continúan preparando las piezas seleccionadas para la exposición programada que tendrá lugar el año que viene en el Museo Nubio de Asuán, con motivo de los diez años de excavaciones de la Universidad de Jaén en la necrópolis de Qubbet el-Hawa. Este trabajo, implica una ardua tarea de inventarios, solicitudes, embalajes y un largo etcétera; además de ello se enfrentan con los preparativos del cierre de campaña que se encuentra muy próximo, hay que terminar la intervención de las piezas extraídas, y preparar los embalajes de cada una de ellas, el registro gráfico y fotográfico de las mismas, así como la organización de los materiales de trabajo y las previsiones de material necesario para la próxima campaña._DSC1694

Los estudios preliminares que Yolanda está realizando del material de la QH33, confirman las reocupaciones de dicho hipogeo desde finales del Segundo Periodo Intermedio y principios del Reino Nuevo (XVIII dinastía), hasta época Persa (XXVII dinastía) con algunos momentos de hiatus

La concesión del permiso de excavación del pozo de la tumba QH32, conlleva el almacenaje de los materiales allí guardados por el equipo alemán que excavó   en esta necrópolis entre los años 50 y 80 del siglo XX, y la utilizó como almacén. Nuestro trabajador Mahmoud ha construido cajas de madera para depositar estos materiales y evitar de este modo posibles accidentes por el paso de personal y materiales a través del corredor central; también evitamos de esta manera los depósitos de polvo y suciedad superficial sobre ellos

_DSC1663La buena noticia, como el año pasado, vino del área de excavación que dirige Vicente. A última hora y, en la recta final de campaña como siempre, Vicente ha encontrado bajo la última unidad estratigráfica del vertedero copto las marcas de un nuevo espacio, situado ante la puerta de la tumba QH 34bb. Todo el equipo nos encontramos profundamente emocionados por las magníficas expectativas que presenta este nuevo hallazgo; como premisa este pozo ya nos ha ofrecido un magnifico ajuar con cinco piezas cerámicas y un pequeño ungüentario de alabastro, todos ellos con su contenido original, depositados como ofrendas al difunto después de sellar dicha cámara. Mañana después de realizar un amplio reportaje fotográfico, mediciones, dibujos, y la documentación preceptiva, se comenzará la excavación. Tiene muy buena pinta…

Comments are closed.