Día 14 de marzo de 2017

14.03.2017

Una mañana más sonó el despertador a las 6:00 de la mañana. Un despertar con tintes amargos, dulces y de satisfacción. Amargos porque hoy tocaba el cierre de las tumbas, despedirnos de los inspectores, trabajadores… este desánimo se apreciaba en los rostros de los miembros del equipo. _DSC3506Pero también se notaba una sensación dulce y satisfactoria, ya que se ha estado realizando un gran trabajo durante dos meses, trabajo lleno de esfuerzo, dedicación e ilusión. Y hoy esta combinación de sensaciones soplaba como el jamsín por Qubbet el-Hawa.

_DSC3650A primera hora se ha empezado a limpiar la tumba QH33, a retirar de las mesas de restauración aquellas piezas a las que no les ha dado tiempo a intervenir completamente y a realizar un inventario de todo lo que se necesitará para la siguiente campaña.


A pesar de ser el último día, se ha seguido dibujando. Siempre hay alguna pieza que en el último momento piensas que sería interesante documentarla antes del cierre. Y lo mismo pasa con la fotografía, siempre hay piezas que en el último minuto hay que fotografiarlas para poder trabajar con ellas durante el resto del año en España. Mientras que una parte del equipo se dedicaba a estas tareas, otra parte se ha dedicado a ordenar el material en los almacenes y recontar todo de material. Es necesario hacer un listado de necesidades para la próxima campaña y cada grupo de trabajo se encarga de realizar el suyo propio.

_DSC3625A eso de las 12 de la mañana se ha comenzado a cerrar las tumbas y a su sellado. La primera ha sido la tumba QH34aa, seguidas de la QH34bb, QH32 y QH34e. Con mucha nostalgia ha seguido el cierre de la talata talatín (QH33), QH34 y QH35p. El proceso consiste en cerrar la tumba con un candado, al cual se le añade un precinto –un sello de plomo- en el que viene grabado el nombre o nombres de los inspectores que han supervisado el cierre. Una vez que se han sellado, se cubre la puerta con piedras. Esta campaña ha sido algo diferente de todas los anteriores. Es el primer año en el que Alejandro y Juan Luis no han estado presentes en el cierre de campaña. Sin embargo, ambos han confiado esta tarea a una nueva generación que, ilusionada, han dado todo lo mejor de ellos mismos para que la campaña de 2017 se iniciase y acabase satisfactoriamente._DSC3557

Mañana no se volverá a subir a la colina, aunque la nostalgia nos contagie y pensemos ya incluso en la vuelta. Hasta el año que viene o como se dice por aquí Ashofk el sans el gaya! (أشوفك السنة الجاية).

Comments are closed.