Día 25 de febrero de 2017

25.02.2017

Ayer fue viernes y, por tanto, día de descanso. Como en muchas otras ocasiones, el equipo aprovechó para viajar y visitar otros yacimientos. Esta vez nos decidimos por las necrópolis de Mo’alla y El Kab, las cuales guardan bastante similitud con Qubbet el-Hawa. En Mo’alla visitamos la tumba del gobernador Anjtifi, nomarca del 2º y 3er nomo del Alto Egipto durante el Primer Período Intermedio y quien apoyó al bando heracleopolitano durante la guerra civil lidiada contra los nomarcas tebanos. La búsqueda de paralelos es fundamental en cualquier investigación, pero si la información es además recabada de primera mano, el proceso es todavía más satisfactorio. De hecho, en Qubbet el-Hawa tenemos también un gobernador contemporáneo a Anjtifi. Se trata de Setka, quien, por las menciones de su biografía, sabemos que también se decantó por el bando heracleopolitano. En el caso de El Kab, esta necrópolis cuenta con la apertura al público de varias tumbas datadas en el Reino Nuevo. Sus textos e iconografía también nos aportan información sobre los ritos funerarios de la época que podemos extrapolar a los enterramientos hallados en la QH33 durante el período de reutilización a principios de la Dinastía XVIII. En general, la visita de otras necrópolis de nobles cuyas tumbas también fueron excavadas en la roca y que se extienden por colinas mediante un sistema de terrazas es de mucha ayuda para entender el paisaje funerario de este tipo de cementerios.

_DSC0961Y aunque todo inicio de semana es duro, los trabajos continúan de manera muy productiva. Yolanda continúa dirigiendo la excavación de la antecámara del pozo principal de la QH33. Son ya muchos años los que llevamos excavando este complejo monumental, desde el inicio de esta misión, y cada vez nos sorprendemos más de las sorpresas que ésta guarda. Sólo estamos seguros de una cosa, la monumentalidad que esta tumba presenta compite con pocas de su época.

_DSC0999Por otro lado, Vicente y Teresa por fin han extraído el shabti de uno de los individuos enterrados en la cámara funeraria de la tumba QH34aa. La magnífica factura de éste junto con el altísimo nivel de detalle ha asombrado a cada miembro del equipo que se ha acercado a contemplar su belleza. Es una pieza extraordinaria que, afortunadamente, no sufrió el ataque de los xilófagos.

_DSC0953Como Vicente prácticamente ha terminado con la excavación de la mencionada tumba, se ha trasladado al área exterior, aquella situada en frente de la tumba QH34bb y que linda con el actual paso de los turistas, lo que se traduce en una dificultad añadida. Sin embargo, esta situación no ha impedido que los trabajos hayan avanzado sensiblemente en esta zona. Como ya hemos mencionado alguna vez, se trata en realidad de la zona de deshechos del taller de cerámica perteneciente al monasterio de época tardo-antigua situado justo arriba, coronando la colina. _DSC0802La información aportada por los diferentes fragmentos hallados es valiosísima para entender el funcionamiento de dicho taller y también de la vida cotidiana de los monjes de la época. De hecho, todo ello está tomando forma de tesis doctoral, que será presentada por el propio Vicente en la Universidad de Jaén.

_DSC0633Y ya en el frente norte, Alejandro exprime los últimos niveles arqueológicos en los pozos de la tumba QH36, mientras Martina sigue revisando el material cerámico extraído de la excavación del hipogeo QH122 datado en el Reino Antiguo. La tipología predominante son las jarras de cerveza típicas de esta época.

Comments are closed.