Día 28 de enero de 2017

_DSC717528.01.2017. Los integrantes del equipo que desarrollan su trabajo en el exterior han tenido una jornada muy complicada, porque además de la notable bajada de temperaturas, hoy la Colina de Qubbet el-Hawa (Colina del viento) ha hecho honor a su nombre y parte del tiempo se ha tenido que dedicar a idear la forma de evitar que el material de trabajo se volara.

Trabajar tantas horas seguidas en estas condiciones se hace extremadamente duro, a pesar de ello los trabajadores egipcios a las órdenes de Abdel Hakhim Karrar, Eva y Martina han hecho un gran avance en la excavación e inventario _DSC7171de material de la tumba QH35n. Mientras que Luisa sigue estudiando el material cerámico de la QH35p con ayuda de María Naranjo.

Igualmente los trabajos que realizan los equipos que se encargan de estudiar la cerámica y las maquetas se han enfrentado a la problemática que supone el viento en estos materiales tan frágiles.

Al norte de la QH33 hoy se ha realizado la apertura de la tumba QH34aa en la que se ha instalado la escalera de acero inoxidable de 9 m de altura traída desde El Cairo. Una vez colocada y tras comprobar que la cámara se encontraba en las mismas condiciones en las que se quedó la _DSC7200pasada campaña, la fotógrafa del proyecto Patricia Mora ha realizado un amplio reportaje con fotos generales, detalles y un vídeo del estado de conservación del material que contiene la cámara funeraria. Posteriormente Teresa, la restauradora, ha iniciado los trabajos de protección de la policromía de uno de los ataúdes que va a ser extraído en los próximos días, trabajos imprescindibles para realizar el estudio del material existente en la tumba, en el que se alternan las actividades realizadas por los antropólogos, arqueólogos y restauradores, que precisan de una gran coordinación.

Por otro lado en el Taller de Restauración hoy se ha incorporado Nagla, una estudiante egipcia de la _DSC7260cercana ciudad de Asuán. Lo que ha supuesto una gran alegría, pues trabajó con el equipo en la campaña del año 2013 y este año ha decidido volver a acompañarnos.

Anoche  llegó el equipo de antropología compuesto por el Dr. Miguel Botella, la doctora Inmaculada Alemán y Ángel Rubio. Han empezado organizando el dispensario ya que traen un cargamento de medicamentos que han sido donados desde España y que se utilizan en las sesiones de consulta médica que gentilmente Miguel ofrece a los habitantes de la aldea después de su jornada laboral en el yacimiento.

Comments are closed.