Día 6 de marzo de 2017

06.03.2017

Ya faltan pocos días para terminar esta campaña y el equipo sigue trabajando a pleno rendimiento. A pesar de las altas temperaturas los trabajos continúan a buen ritmo. Como era de imaginar, ocurre todos los años y parece ser ya una norma general en todas las excavaciones arqueológicas, las últimas semanas siempre son complicadas y aportan gran cantidad de material e información._DSC2402

Antes de comenzar los trabajos en los pozos de la tumba QH32, construida durante la Dinastía XII y decorada y reocupada durante la Dinastía XVIII, Teresa se ha encargado de proteger las pinturas que decoran el nicho y, así evitar que durante la excavación del pozo se deposite el polvo sobre ellas, además de proteger las paredes con paneles de madera para que no pueda producirse ningún deterioro. Mientras tanto, Juan Antonio se encargaba de medir con detalle todo el hipogeo, ya que los estudios previos no recogían nada acerca de dos pozos en la sala de los pilares. La excavación de estos nuevos pozos será uno de los objetivos para la campaña de 2018.  A media mañana ha comenzado la excavación en el corredor que desemboca en el pozo, donde se acumulaban piedras, cerillas de los antiguos visitantes, algún que otro fragmento cerámico del Reino Nuevo y una gran losa de piedra que en algún momento fue el cierre de alguna cámara de enterramiento.

_DSC2196Isabel, por su parte, sigue dibujando los materiales de la tumba QH33 y QH34aa. Hoy terminó de dibujar el shabti que apareció dentro del ataúd de uno de los individuos inhumados en la QH34aa. Tras ello, comenzó a trabajar en el ataúd de miniatura dónde el shabti reposaba repleto de amuletos.

_DSC2420Mientras, en el Norte, María Naranjo sigue con el dibujo de las piezas halladas en la tumba QH36. Durante las excavaciones de la tumba Qh35p apareció un fragmento de arenisca con inscripción y parte de la cabeza de un personaje. Tras la revisión del material se observó que este fragmento casa perfectamente en el primer pilar del patio del hipogeo de Sarenput I. María se encarga de recopilar esta información ya que es crucial para la reconstrucción de los textos y decoración. De hecho, este es el tema de su tesis en la que se encuentra trabajando desde que se unió al equipo.

_DSC2410Sergio ha terminado la documentación gráfica a través de fotogrametría y estación total de la tumba QH122. Ya está todo dispuesto para poner una puerta e incluirla dentro de las tumbas visitables de la colina.

Al otro lado del Nilo, en la orilla Este, Teresa y Yolanda han estado registrando e inventariando las piezas halladas durante la anterior campaña y que fueron llevadas a los almacenes de Asuán al terminar la campaña de 2016.

_DSC2307Pero la mente de todos estaba en el espacio 5 de la tumba QH34bb. Mientras Jose Alba se encargaba de dibujar y estudiar el depósito cerámico que apareció in situ en el suelo del pozo, dos botellas y un cuenco de gran tamaño que datan de los reinados de Amenemhat II y los primeros años de reinado de Sesostris III, Alejandro iba quitando las piedras y losas que impedían el acceso. Este proceso, lento, por la minuciosidad de los trabajos (de hecho, Sergio Alarcón ha participado en la documentación de los diferentes cierres), ha sido supervisado por el Director del Ministerio de Antigüedades en Asuán y Nubia, el Dr. Nasr Salama. _DSC2290Al finalizar el trabajo, ambos han podido confirmar el buen estado del material que contenía. Rápidamente, Patricia Mora ha fotografiado el interior, María Naranjo ha grabado un vídeo y José Luis Pérez y Antonio Mozas han realizado la fotogrametría de todo el contenido. Ello ha permitido saber quién es el ocupante de la cámara. Después, se ha cerrado el espacio… hasta mañana.

Comments are closed.